top of page

Familias Indiferentes

Parece que debido al estilo de vida que se lleva a cabo actualmente, donde las personas suelen estar apuradas, estresadas y pensando siempre en el trabajo, descuidan una parte muy importante, que es la crianza de los hijos e hijas (Garduza, 2019). Muchos cuidadores prefieren darle a sus hijos o hijas un celular, una tablet, un computador o un X - Box, en vez de tener que jugar con ellos, puesto que, han encontrado en la tecnología el medio perfecto para "entretenerlos", convirtiéndose así, en padres y madres indiferentes en la crianza de sus hijos e hijas. Incluso, según Gardunza (2019), hay cuidadores que no se toman el tiempo de compartir tiempo con sus hijos e hijas, comunicarles las normas básicas para una sana convivencia o enseñarle las habilidades sociales necesarias.



Características de los Cuidadores Indiferentes

De acuerdo con Garduza (2019), Redondo (2019) y Torres (2022), algunas características de los cuidadores indiferentes son: no poner límites, reglas y/o normas; mantener una actitud fría y distante; no corregir las conductas negativas; tener poco control sobre el comportamiento de sus hijos e hijas; dejar que el niño o la niña haga lo que quiera, puesto que, es la mejor manera de que los hijos o hijas no los molesten; mostrar poco afecto; ser distantes con sus hijos e hijas, es decir, tener poca disponibilidad para ellos; tener una comunicación escasa; no jugar con ellos e ignorar los gustos, intereses y capacidades.

Sin embargo, uno de los mayores signos de indiferencia es pensar que los hijos e hijas son demasiado pequeños para entender (Garduza, 2019). Los padres a menudo dicen: "déjalos en tranquilos, son solo niños". Esto da a entender que no importa lo que hagan, está bien porque son niños. Sin embargo, según Gardunza (2019), si no se les enseñan los buenos modales desde una edad temprana, las cosas pueden complicarse a medida que crecen, puesto que, nunca se les enseñó a escuchar.

De la misma manera, es un error pensar que a un niño pequeño no se le debe explicar el porqué de las situaciones; si no es ahora, ¿cuándo? Por supuesto, se debe utilizar un lenguaje apropiado para la edad (Garduza, 2019). En correspondencia con Gardunza (2019), entablar una conversación con ellos desde pequeños ayuda a los cuidadores a mantener siempre una buena comunicación con sus hijos e hijas, puesto que, estarán acostumbrados a escuchar a sus cuidadores y la mayoría del tiempo acudirán a ellos cuando se sientan vulnerables.

En pocas palabras, cuando prevalece un estilo de crianza indiferente, el desarrollo de las niñas y los niños se ve afectado, puesto que, ellos dependen de la orientación de los adultos (Torres, 2022). De conformidad con Torres (2022), la indiferencia de los adultos que son significativos para los niños y niñas fomenta un pobre autoconcepto y una baja autoestima, puesto que, para sentirse amados y valorados, cada niña y cada niño necesita atención, escucha y compañía.



Consecuencias de la Indiferencia de los Cuidadores

El cariño, la comunicación con los niños y el control del comportamiento son elementos fundamentales para transmitir seguridad a los niños y niñas (Ocampo, 2018). En correspondencia con Ocampo (2018), si un cuidador no se preocupa por las notas escolares, por los problemas de sus hijos o hijas, o por su comportamiento, envía el mensaje negativo de que no se preocupan por ellos, que no les importa lo que les pase, lo cual, tiene consecuencias negativas para el desarrollo de los niños y niñas.

De acuerdo con Gardunza (2019) y Ocampo (2018), algunas de las consecuencias de la indiferencia de los cuidadores sobre los niños y niñas son: el bajo autoconcepto y la baja autoestima; el egoísmo; la agresividad; no saber asumir responsabilidades; la vulnerabilidad a conflictos personales y sociales; escasas o nulas habilidades sociales; poca empatía hacia los demás; el fracaso escolar; mayor probabilidad de involucrarse en conductas de riesgo y demasiada dependencia emocional hacia los demás, puesto que, lo que no encuentran en casa lo buscan en sus compañeros o en otros adultos.



Referencias

  1. Garduza, T. (2019). Padres indiferentes en la crianza de sus hijos. Educación en Casa. Recuperado 25 de agosto de 2022, de https://educacionencasa.net/padres-indiferentes-en-la-crianza-de-sus-hijos/

  2. Ocampo, J. (2018). El impacto de la indiferencia de los padres sobre los hijos. Guiainfantil.com. Recuperado 25 de agosto de 2022, de https://www.guiainfantil.com/familia/padres/el-impacto-de-la-indiferencia-de-los-padres-sobre-los-hijos/

  3. Redondo, A. (2019). Estilo educativo indiferente o negligente. Pediatria Salud. Recuperado 25 de agosto de 2022, de https://www.pediatriasalud.com/estilo-educativo-indiferente-o-negligente/

  4. Torres, I. (2022). Estilo de crianza: ¿cómo influye en el desarrollo y comportamiento de los niños? Baby Daily. Recuperado 25 de agosto de 2022, de https://babydailyenespanol.com/ser-padres/estilo-de-crianza-como-influye-en-el-desarrollo-y-comportamiento-de-los-ninos/

494 visualizaciones0 comentarios

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page