top of page

Las Fases del Duelo de Elisabeth Kübler - Ross

Actualizado: 29 ene

El duelo se convierte en una montaña rusa para quienes lo experimentan (Karawi, 2019). Tanto si se trata de una ruptura amorosa, un cambio significativo en la vida, o la pérdida de un ser querido, todas las personas han enfrentado de alguna manera las complejidades del duelo. Este proceso se desencadena tras una dolorosa pérdida, transformando por completo la vida, que adquiere un matiz diferente y sumerge a la persona en las profundidades más dolorosas del alma. Según Karawi (2019), los momentos de calma se entrelazan con la rabia, la tristeza y la confusión, mientras la persona lucha por restaurar la normalidad sin percatarse de que tal vez, el concepto mismo de normalidad haya cambiado de manera irreversible.

La psiquiatra suizo - estadounidense, Elisabeth Kübler - Ross, presentó en 1969 su obra "On Death and Dying", donde delineó por primera vez las cinco fases del duelo (Martin, 2021). Esta descripción se basó en su trabajo con pacientes terminales en la Universidad de Chicago (Martin, 2021). No obstante, es crucial aclarar que estas fases no siguen un camino lineal y cada individuo las experimenta con diferente intensidad, influenciado por la fuerza del vínculo, las circunstancias que rodean la pérdida y los factores psicológicos, emocionales y mentales (Karawi, 2019). De conformidad con Karawi (2019), comprender estas fases puede proporcionar a las personas la certeza de que no están solas, que su experiencia es completamente normal y que, inevitablemente, superarán este difícil proceso.



Negación

Se supone que esta es la primera etapa (Karawi, 2019).Inicialmente, a las personas les resulta profundamente doloroso aceptar la realidad, lo cual puede llevar a un rechazo consciente o inconsciente de lo que están experimentando en ese momento. La negación puede ser una estrategia para sobrevivir y enfrentar las emociones que surgen al enfrentar la idea de perder algo amado para siempre. Cuando alguien se entera de la pérdida de un ser querido o comprende que la pérdida cambiará su vida de manera permanente, puede cuestionarse por qué ha sucedido y la realidad misma puede perder su significado (Karawi, 2019). Por consiguiente, según Karawi (2019), la persona puede sentir que no puede seguir así.

Aunque esta etapa de duelo a veces implica la negación estricta de la pérdida, no siempre es así; puede manifestarse de una forma más difusa o abstracta (Martin, 2021). Por ejemplo, se podría negar la importancia de la pérdida o su carácter definitivo, más que negar el hecho de que haya ocurrido (Martin, 2021). A medida que la persona atraviesa esta etapa, se va adaptando a la nueva realidad que enfrenta (Karawi, 2019). De conformidad con Karawi (2019), es completamente normal que, en algunos momentos, los recuerdos de lo sucedido vuelvan a cobrar vida una y otra vez, ya que es la manera en que se procesa el hecho de que la situación realmente sucedió.



Ira

El fin de la negación está lleno de sentimientos de frustración e impotencia con respecto a la propia capacidad de modificar las consecuencias de la pérdida (Martin, 2021). Esta frustración, a su vez, conduce a la aparición de enfado y de ira (Martin, 2021). Esto se debe a que la persona siente que la vida lo ha defraudado, arrebatando algo que era muy importante (Karawi, 2019). Por otro lado, la muerte se percibe como el resultado de una decisión, y por eso, se buscan culpables (Torres, s.f.). Así, en esta fase, lo que domina es la disrupción, es decir, el choque de dos ideas con una carga emocional muy fuerte. Es por eso que aparece un fuerte sentimiento de ira que se proyecta en todas las direcciones, al no poder encontrarse ni una solución ni alguien a quien se pueda responsabilizar plenamente por la muerte. Torres (s.f.) manifiesta que, aunque una parte de la persona sabe que es injusto, la ira está dirigida contra personas que no tienen la culpa de nada, o incluso, contra animales y objetos.

Finalmente, es fundamental que la persona en duelo comprenda que es normal y saludable experimentar y expresar todas las emociones que surgen durante este proceso (Karawi, 2019). Esto se debe a que, a través de la ira, las situaciones se pueden procesar mucho mejor, por lo que es crucial que las personas que rodean al doliente le permitan expresarse plenamente. En correspondencia con Karawi (2019), la ira incontrolada puede desencadenar diversos problemas más profundos, tanto físicos como mentales o emocionales.



Negociación

En esta etapa, la palabra esperanza adquiere un papel esencial, ya que las personas en duelo, en medio de todas sus emociones, buscan hacer promesas religiosas, cambios de vida o intercambios emocionales, con la fantasía de que su ser querido permanezca (Karawi, 2019). Este constituye un mecanismo de defensa que, a su vez, pretende salvaguardar a la persona de experimentar plenamente la dolorosa situación a la que se enfrenta. En ese instante, la persona puede experimentar una gran frustración al percatarse de que la relación con su ser querido o la situación nunca volverá a ser la misma. De igual manera, la persona se encuentra colmada de interrogantes, preguntándose si las cosas hubiesen podido ser distintas o si realmente hizo suficiente o no. Se plantean múltiples escenarios como último intento de mitigar el dolor causado por la pérdida (Karawi, 2019). Sin embargo, de acuerdo con Torres (s.f.), esta etapa es breve debido a que no se ajusta a la realidad y, además, es agotador estar constantemente pensando en posibles soluciones.



Depresión

Durante este período, la persona empieza a aceptar la realidad de la pérdida, generando sentimientos de tristeza y desesperanza, acompañados de síntomas característicos de estados depresivos, como el aislamiento social o la falta de motivación (Martin, 2021). De la misma forma, experimenta un vacío, desamparo y agotamiento absoluto (Karawi, 2019).  La pérdida de un ser querido, la confrontación con la propia muerte y otras causas del duelo pueden dar lugar a la sensación de que la vida carece de sentido, al menos temporalmente (Martin, 2021). Sin embargo, esta etapa es crucial y necesaria, ya que permite a las personas enfrentarse a la realidad, aunque conlleva un mayor grado de sufrimiento (Karawi, 2019). En consecuencia, muchas personas optan por evitar malestar o incluso se recuperan falsamente para eludir una conexión genuina con el dolor. Tal vez, según Karawi (2019), sientan la necesidad de mostrar fortaleza ante otros, lo que les impide experimentar intensamente las diversas emociones que intentan salir.



Aceptación

Después de las fases de negación, ira, negociación y depresión, la aceptación de la pérdida y la llegada de un estado de calma están asociadas con la comprensión de que la muerte y otras pérdidas son fenómenos naturales en la vida humana (Martin, 2021). En esta etapa, las personas se permiten seguir disfrutando de la vida, aunque aquello que tanto aman ya no está presente (Karawi, 2019). Vivir desde la aceptación no implica que las personas estén completamente bien o que ya no les importe lo que experimentaron (Karawi, 2019). Mas bien, esta etapa se trata de hacer las paces con la idea de que este proceso que se vivió siempre los acompañará; es poder decirle sí a la vida con todo lo que esta ha aportado; es honrar el destino de ese ser que tanto se ama. Finalmente, conforme con Karawi (2019), la culpa, las dudas y la impotencia van desapareciendo poco a poco y, con ello, llega una nueva sensación de tranquilidad, donde la persona sabe que hay cosas que no se pueden controlar, y que el ciclo de la vida es precisamente eso, un ciclo.



Referencias

  1. Karawi, S. (2019). ¿Qué es el duelo y la importancia de vivir su proceso?. Discovering Therapy. Recuperado 29 August 2021, a partir de https://www.discoveringtherapy.com/blog/es/que-es-el-duelo-y-la-importancia-de-vivir-su-proceso/

  2. Martin, E. (2021). Las 5 fases (o etapas) del duelo: la teoría de Kübler-Ross. Centro Psicología Integral MC. Recuperado 29 August 2021, a partir de https://centrodepsicologiaintegral.com/las-5-fases-o-etapas-del-duelo-la-teoria-de-kubler-ross/

  3. Torres, A. ​Las 5 etapas del duelo (cuando un familiar fallece). Psicologiaymente.com. Recuperado 29 August 2021, a partir de https://psicologiaymente.com/clinica/etapas-del-duelo

513 visualizaciones0 comentarios

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page