top of page

Meditación en Evolución: Del Hinduismo a la Ciencia Moderna

En la sociedad contemporánea, la meditación está viviendo un notable auge, especialmente en las regiones occidentales (Ruz Comas, 2023). Desde la década de los años 60, marcada por el surgimiento del movimiento hippie que introdujo y difundió diversas técnicas provenientes de la espiritualidad oriental en el contexto de un mundo globalizado en constante cambio y acelerado ritmo, la filosofía y práctica meditativa ha ido ganando cada vez más seguidores. Ahora bien, según Ruz Comas (2023), surge la interrogante esencial: ¿cuál es el origen intrínseco de la meditación?



Entre Dioses y Mantras: Meditación en los Vedas

Desde una perspectiva histórica, la práctica de la meditación establece un vínculo con la India, remontándose al menos cinco mil años atrás, específicamente ligada al hinduismo (Fernandez, 2023). Este vínculo se evidencia en los textos antiguos, conocidos como Los Vedas, que datan del segundo milenio a.C. en el subcontinente indio (Ruz Comas, 2023). Estos son los textos religiosos que transmiten los contenidos de la religión hindú, también conocida como “Sanatan Dharma”, que significa "orden" o "camino eterno” (Mark, 2020). El término "veda" se traduce como "conocimiento", ya que se cree que contiene el conocimiento relacionado con la causa subyacente, la función y la respuesta a la existencia (Mark, 2020). Según Fernandez (2023), se componen de cuatro textos: el Rig - Veda, el más antiguo, con himnos para los dioses; el Sāma - Veda, el libro de cánticos y melodías; el Yajur - Veda, que contiene mantras en prosa para adorar a los dioses y el Atharva - Vorieda, el libro con las escrituras para la vida diaria.

Dentro de estos textos, la meditación funciona como un hilo conductor que permite alcanzar la trascendencia, aumentar la autoconciencia y trabajar sobre la conexión mente - cuerpo (Fernandez, 2023). Desde esta perspectiva, todo se origina en la Unidad (el ekam sánscrito), que luego se diversifica en la pluralidad "engañosa" que se observa en el mundo (Ruz Comas, 2023). Este concepto de unidad primordial, junto con el orden cósmico que rige todo (la rita), forma la base de Los Vedas y, por ende, de la religión hindú. En estos antiguos escritos, no solo se presenta una visión del mundo y el cosmos, sino que también se relatan historias de dioses y diosas (dado que la religión hindú es politeísta), así como eventos históricos específicos. En su conjunto, los vedas representan una cosmogonía y una visión espiritual integral (Ruz Comas, 2023). A pesar de que los Vedas documentaron prácticas meditativas, Estrada (2019) menciona que es crucial reconocer que inicialmente se transmitieron oralmente a lo largo de siglos mediante prácticas narrativas.



Conciencia Cósmica: Vedas y Meditación Hindú

Los Vedas, considerados los textos más antiguos que abordan el concepto de meditación, presentan un enfoque intrincado: tomar conciencia del ciclo interminable que es la existencia (Ruz Comas, 2023). En la religión hindú, se plantea una visión dinámica de la realidad, donde todo experimenta un movimiento constante. Lo que distingue a esta religión de otras, como el cristianismo, es su creencia en la eternidad de las acciones cósmicas. Conforme con Ruz Comas (2023), mientras que el cristianismo sigue una línea más lineal, marcada por el inicio con la creación y el eventual desenlace con la segunda venida de Cristo, el hinduismo adopta un enfoque donde nada se detiene y todo se mueve en una rueda constante e inagotable de eventos cósmicos.

En este concepto se incluye la creencia en la reencarnación (Ruz Comas, 2023). Mientras que en el cristianismo se sostiene la unicidad del alma, que será juzgada en el más allá tras la muerte, en el hinduismo, por el contrario, se postula que el alma humana se encuentra inmersa en un continuo ciclo de reencarnación. Cada vida se percibe como un estado de purificación, llevando consigo el karma acumulado de existencias previas, es decir, la energía resultante de acciones pasadas. La próxima reencarnación dependerá de cómo las personas se comporten en la vida actual y del karma que dejen atrás. En este sentido, la práctica original de la meditación hindú tenía como propósito principal la toma de conciencia de este ciclo interminable, a menudo acompañada de prácticas como el ayuno y la abstinencia. De acuerdo con Ruz Comas (2023), la práctica de la meditación implicaba enfocar la mente en un objeto específico y repetir el mantra o la palabra sagrada asignada.



La Contemplación Sagrada

La meditación hindú constituía una forma de contemplación de índole espiritual (Ruz Comas, 2023). En los textos védicos, específicamente en el dhyana, se hallan referencias que podrían interpretarse como "dirigirse hacia la mente". El propósito era orientar la mente hacia la realidad del cosmos y profundizar en su funcionamiento. Desde esta perspectiva, se destaca la diferencia entre esta contemplación y el término "meditación". Este término proviene del latín meditatio, que puede entenderse como el acto de pensar antes de emprender una acción. Según Ruz Comas (2023), la distinción es clara: mientras que en Oriente la contemplación es espiritual, la meditatio latina sugiere una moderación de las acciones para adoptar una actitud prudente y reflexiva.

Bajo la influencia oriental, que dejó su huella profunda en el cristianismo y el judaísmo (y más tarde en el islamismo), en los primeros siglos de la era, en Europa, surge la concepción de la meditación como algo intrínsecamente vinculado a lo sagrado y a la conexión con Dios (Ruz Comas, 2023). En este período, los primeros eremitas que optaron por retirarse al desierto o a la montaña en completa soledad lo hicieron con el propósito explícito de participar en la meditación, entendida en el sentido más "oriental" de la palabra. Similarmente, los primeros monjes y monjas, al congregarse en cuevas o pequeños eremitorios, dedicaron sus vidas a la contemplación, manteniendo esta misma orientación espiritual. De conformidad con Ruz Comas (2023), cabe destacar que el movimiento monacal se originó en la parte más oriental de Europa, en estrecho contacto con las religiones orientales.

Durante la Edad Media, la meditación se asoció plenamente con la religión (Ruz Comas, 2023). Aquellos que se entregaban a la meditación dirigían sus pensamientos hacia Dios y se apoyaban en textos sagrados, ya fueran la Biblia, los escritos de diversos doctores de la Iglesia o incluso en hagiografías o vidas de santos. En correspondencia con Ruz Comas (2023), se observa que el concepto medieval de meditación guarda similitudes con las prácticas desarrolladas en Oriente en el segundo milenio a.C.



Un Viaje Desde la Antigüedad Hasta la Ciencia Moderna

En los albores del mundo contemporáneo, este tipo de meditación experimenta un declive en su popularidad, posiblemente influenciado por la radicalización del positivismo y, sobre todo, por el crecimiento de la capitalización de la sociedad (Ruz Comas, 2023). No obstante, Ruz Comas (2023) menciona que en el siglo XIX, durante la época romántica, se encuentra el concepto de "contemplación" relacionado con la conexión entre el ser humano y la naturaleza, en clara consonancia con la antigua contemplación religiosa que buscaba comprender el funcionamiento del cosmos.

No fue hasta el siglo XX cuando la meditación se hizo más prominente, especialmente en los Estados Unidos, cuando Swami Vivekananda explicó en el Parlamento de las Religiones en Chicago qué es la meditación (Estrada, 2019). Esta presentación generó un nuevo interés en los modelos orientales de espiritualidad, influenciando a varios maestros espirituales de la India a migrar a los Estados Unidos, incluyendo a Swami Rama del Instituto Himalayan, Paramahansa Yogananda de la Beca de Auto - Realización y Maharishi Mahesh Yogi con su práctica de Meditación Trascendental. Junto a estos maestros, representantes espirituales de diversas escuelas budistas empezaron a emigrar, incluyendo individuos de la escuela Zen y la escuela Theravada. Con su llegada a Occidente, Estrada (2019) refiere que se fue alejando de sus conexiones religiosas y enseñanzas originales, adoptando en su lugar formas más occidentalizadas.

En las décadas de los sesenta y setenta, se llevaron a cabo investigaciones científicas significativas sobre la práctica de la meditación, despojándola aún más de sus contextos espirituales y fomentando su adopción por parte de cualquier individuo interesado (Estrada, 2019). Uno de los pioneros en este ámbito fue Herbert Benson, quien encabezó algunos de los primeros estudios en Occidente destinados a explorar en profundidad los efectos de la meditación en los resultados mentales y fisiológicos. Según Estrada (2019), Benson no sólo llevó a cabo investigaciones pioneras, sino que también plasmó sus descubrimientos en un libro titulado "The Relaxation Response" en el año 1975 y fundó el Mind Body Medical Institute ese mismo año.

A finales de la década de 1970, Jon Kabat - Zinn descubrió la meditación durante sus estudios en el Massachusetts Institute of Technology, investigando los posibles beneficios para la salud. En el año 1979, presentó su programa de reducción de estrés basado en la conciencia plena (MBSR) y simultáneamente fundó la Clínica de Reducción de Estrés. En este tiempo, en correspondencia con Estrada (2019), la Meditación Trascendental también ganaba popularidad, con muchas celebridades recurriendo a la práctica para manejar la fama, incluidos The Beatles.

Durante ese periodo, muchas técnicas de meditación estaban vinculadas a la cultura hippie y no eran muy frecuentes (Estrada, 2019). No fue hasta los años 90 que esto empezó a cambiar. En el año 1993, Deepak Chopra lanzó su libro “Ageless Body, Timeless Mind”, y en 1996 apareció en Oprah, vendiendo más de 137,000 copias en un solo día. A medida que más celebridades elogiaban la práctica de la meditación en sus vidas, surgieron más libros sobre cómo y por qué meditar. Durante los años 90, la atención plena también ganaba aplicaciones. Según Estrada (2019), Williams, Teasdale y Seagal (1995) ampliaron el programa de Jon Kabat - Zinn para ser utilizado positivamente con personas que tenían depresión y ansiedad.

El enfoque de la Terapia Cognitiva Basada en Mindfulness fusionó la atención plena con la terapia cognitivo - conductual, con excelentes resultados (Estrada, 2019). El enfoque de Mindfulness - Based Cognitive Therapy fue respaldado por el Instituto Nacional para la Excelencia Clínica en el Reino Unido y se considera un tratamiento de elección para la depresión. Para el año 2012, existían más de 700 programas basados en la atención plena en todo el mundo, y el programa original de Kabat - Zinn era el principal en la investigación sobre meditación. Hoy en día, las comunidades de investigación y ciencia médica continúan explorando los beneficios de la meditación, con estudios que demuestran sus efectos positivos en diversas condiciones (Estrada, 2019). Además, los beneficios de su práctica regular, como el alivio del estrés, la reducción de la ansiedad y la mejora del sueño, se han difundido ampliamente (Fernandez, 2023). Según Fernandez (2013), dedicar tiempo a esta práctica también se considera una manera de proteger la salud mental y el bienestar.



Referencias

  1. Estrada, W. (2019, julio 30). ¿Qué es la Meditación? Conoce su Historia y su Origen. Gran Hermandad Blanca. https://hermandadblanca.org/que-es-la-meditacion-conoce-su-historia-y-su-origen-es-extraordinario/

  2. Fernandez, A. M. (14 de julio de 2023). Definición de Meditación. Definicion.com. https://definicion.com/meditacion/

  3. Mark, J.J. (2020). Los Vedas (D. Villa Caballero, Trad.). Enciclopedia de la Historia del Mundo. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-11715/los-vedas/

  4. Ruz Comas, S. (2023, abril 24). ¿Cuáles son los Orígenes de la Meditación? Psicología y Mente. https://psicologiaymente.com/meditacion/origenes-de-la-meditacion

77 visualizaciones0 comentarios

Комментарии

Оценка: 0 из 5 звезд.
Еще нет оценок

Добавить рейтинг
bottom of page